Si vas a iniciar un negocio y siempre te ha apasionado proteger a la madre naturaleza, es posible que hayas pensado unirte a las filas del “ecoemprendimiento”.

Emprender un negocio con perspectiva ecológica y social es un reto para “eco-heroes”: tus productos o servicios no sólo ayudarán a tus clientes, ¡toda tu actividad y operaciones ayudarán a mejorar la Vida en el planeta! Sin embargo, puede que te resulte difícil saber exactamente por dónde empezar…

En este post y en los sucesivos te mostraremos algunas buenas ideas: observa y déjate inspirar 😉

Finanzas verdes

La nueva tendencia social y cultural encaminada hacia la eficiencia y la sostenibilidad, en ámbitos como la alimentación, la moda o la energía está calando entre los españoles. Ante esta realidad, las entidades bancarias también han decidido lanzarse a la piscina y ofrecer productos con la finalidad de financiar proyectos que ayuden a mejorar el medio ambiente y la sociedad.

Asistimos al auge de las finanzas éticas y verdes, aquellas que se enfocan en apoyar proyectos locales a nivel comunitario, particularmente con énfasis en agricultura sostenible, eficiencia energética y mitigación del cambio climático. Las finanzas éticas y verdes también suelen preocuparse por proporcionar oportunidades educativas, financiación para emprendimientos sostenibles, artísticos y proyectos que apoyan la ecología local. A diferencia de las empresas más convencionales del mundo de las finanzas, las finanzas verdes están preocupadas por la idea de la economía real y el beneficio social, mientras que el beneficio monetario sigue siendo importante, el verdadero objetivo es apoyar proyectos que aporten valor a la comunidad local y al medio ambiente.

Normalmente, cuando la banca tradicional se aleja, las instituciones financieras éticas y verdes pueden llenar el vacío para ayudar a realizar un proyecto positivo que de otro modo no existiría. Los 25 bancos éticos más destacados del mundo están agrupados en una red internacional, la Alianza Global para la Banca con Valores. Atención a este sector, porque viene fuerte…

Comercio minorista ecológico

El comercio minorista es un sector altamente competitivo. Aunque algunas tiendas convencionales incluyen secciones de productos ecológicos, aproximadamente el 50% de la venta de productos ecológicos en España se realiza en establecimientos especializados concentrados especialmente en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

La oportunidad se encuentra en transformar las tiendas especializadas en establecimientos donde 
sea posible realizar toda la compra.

El formato al alza en España es el “súper ecológico”, del que os damos algunos ejemplos: SuperSano es la primera cadena de supermercados de España que suprime todos los productos con aceite de palma. En la actualidad tiene once supermercados ecológicos en las provincias de Madrid, Valencia, Alicante, Zaragoza, Murcia, Albacete y Almería. En todos ellos se ha procedido a retirar progresivamente los productos elaborados con aceite de palma, convirtiéndose así en la primera empresa española de distribución alimentaria que sacrifica su negocio en favor de la salud de sus clientes y del planeta. Esta decisión fue recibida inicialmente con preocupación entre los fabricantes y distribuidores, pero un año después, SuperSano ha comprobado, con satisfacción, cómo algunas de las referencias retiradas están siendo reformuladas por sus productores, suprimiendo el aceite de palma de la lista de ingredientes.

Los programas de premios al consumidor son populares entre los minoristas, y el sitio de comercio electrónico EnterBio no es una excepción. EnterBio nació en 2010 bajo los valores de salud, placer y sostenibilidad, y comprometida con el bienestar de los animales y el respeto al medio ambiente. En su catálogo de productos, se puede encontrar carne y pescado sostenible, cereales, frutas y verduras de agricultura biológica, así como superfoods, suplementos y alimentos ecológicos para bebés. Con cada compra, los clientes ganan “Biopoints”, que son canjeables por recompensas al comprar o recomendar productos.

Materiales de construcción sostenible

Puede que estés pensando que la construcción no es en sí un sector muy sostenible que digamos, sin embargo, algunas empresas ya trabajan para dar un giro y hacer de nuestros hogares y lugares de ocio y trabajo espacios bio-habitables y respetuosos con el entorno. La tendencia en la normativa española indica que construir de forma sostenible, hacer uso de estrategias pasivas, como el efecto invernadero, o de estrategias de refrigeración por movimiento de aire para reducir el coste e impacto en el medio, … es una apuesta a futuro.

En cuanto a los materiales de construcción el horizonte es el ciclo de vida de los recursos: partiendo de su extracción y producción, transporte y obra hasta su deconstrucción, y buscar la combinación óptima de materiales con menor impacto al entorno.

Hemos encontrado el caso de Biohaus, por ejemplo, que ofrece materiales procedentes de materias primas renovables que cumplen estrictamente estos principios. A partir de ellas se elaboran productos como: madera técnica estructural y aislamientos (de fibra de madera, papel de periódico reciclado, lino o corcho).

 

¿Te han gustado estas ideas? Son sólo algunas, pero seguiremos publicando más en los siguientes posts. Si conoces otras, ¡compártelas!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies